Fuente: Dpto. de Marketing y Expansión de Gestión y Justicia 15 Mayo 2020

¿Cómo se reabrirán las piscinas? Recomendaciones del Ministerio de Sanidad

El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía que contiene las recomendaciones sanitarias que deberán cumplir las piscinas para su reapertura tras el coronavirus

Cómo abrirán las piscinas tras el coronavirus
Cómo abrirán las piscinas tras el coronavirus

Con el plan hacia la "nueva normalidad" y a medida que las provincias van avanzando a la siguiente fase, se están estableciendo una serie de protocolos y medidas para las reaperturas de distintos lugares, como es el caso de las piscinas. La guía elaborada por el Ministerio de Sanidad, para la reapertura de las piscinas, tiene como fin que tanto las instalaciones como los vasos de las piscinas, estén libres de coronavirus y garantizar así la salud de los usuarios.

Prevención de riesgos laborales

Según la guía, cada ayuntamiento, en el caso de piscinas públicas, o cada titular de la instalación, en el caso de piscinas privadas, elaborará un protocolo de prevención de riesgos laborales: habrá que evaluar cada puesto de trabajo, proporcionar información y formación para prevenir el contacto y, en ciertos casos, llegar incluso a usar equipos de protección. 

Este protocolo tendrá que realizarse conforme a los establecido en el procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición del coronavirus, del Ministerio de Sanidad.

Ventilación de espacios cerrados

Lugares como vestuarios, baños, zona de botiquín, etc. deben ser ventilados constantemente. Es recomendable abrir puertas y ventanas y, en el caso de ventilarse de forma artificial, conservar estos en buen estado de mantenimiento, limpieza y desinfección.

Limpieza y desinfección del mobiliario

Es importante limpiar y desinfectar, bien con detergentes, lejía, etc. y tener en cuenta todos los equipos en los que haya que hacerlo: el vaso de la piscina, las corcheras, las escaleras para ir a la piscina, filtros de aire, taquillas, vestuarios...En definitiva, cualquier lugar que vayan a usar distintos usuarios, incluyendo los trabajadores.

Por otro lado, a cada área, material o equipo habrá que asignarle una frecuencia diaria de desinfección y limpieza, así como desinfectar los utensilios empleados para realizar estas tareas después de utilizarlos. Asimismo, habrá que tener una ficha de datos de seguridad, recomendaciones y medidas para un almacenamiento seguro de los productos y dejar esta documentación al alcance de los empleados. 

 Plan de limpieza y desinfección

Tendrá que haber un protocolo de limpieza y desinfección que incluirá:

  • Barrer y limpiar zonas húmedas como baños, duchas, vestuarios o zonas de tránsito de los bañistas. Prestar especial atención a zonas de contacto más frecuentes, como pomos, grifos o barandillas.
  • Preparar y aplicar detergente para limpiar el moviliario: duchas, escaleras, barandillas, etc.
  • Aplicar soluciones desinfectantes. Aquí está el listado de desinfectantes con actividad virucida.
  • Utilizar paños de un único uso o desinfectarlos cada vez que se usen.

Tratamiento del agua en los vasos

Dentro de los vasos de las piscinas hay que depurar el agua de forma física y química, por ejemplo, añadiendo más agua o con cloro. Además, habrá que realizar controles operativos y rutinarios y establecer criterios técnicos-sanitarios para hacerlos.

Medidas tras la apertura de las instalaciones

  • Todas las operaciones que tengan que ver con la enfermedad del COVID-19 deberán quedar anotadas.
  • Se deberá controlar el aforo y, además, asegurar la distancia mínima de 2 metros.
  • Para acceder a la instalación, dibujar o colocar bandas en el suelo que marquen las distancias mínimas.
  • El socorrista o personal de la piscina deberá controlar el aforo dentro del vaso.
  • Si la barrera de entrada son tornos, es conveniente dejarlos abiertos para no tener que tocarlos. Además, en la medida de lo posible, se deberá establecer una puerta de entrada y otra de salida.
  • Incorporar un sistema de limpieza y desinfección de calzado a la entrada de la instalación.
  • Favorecer el pago con tarjeta de crédito o aplicaciones móviles y después de cada uso, desinfectar el datáfono.
  • Incorporar mensajes de prevención mediante carteles o megafonía.
  • Limitar la zona en la que estarán los bañistas en las praderas mediante líneas, bandas, etc. y desinfectar estas zonas, al menos, dos veces al día.
  • Limpieza y desinfección del mobiliario que utilicen los usuarios como hamacas o sillas.
  • Reducción del aforo de los vestuarios para poder mantener la distancia personal y, además, es recomendable cerrar la zona de duchas.
  • Precintar las zonas deportivas y zonas de juegos hasta la fase de desescalada en la que puedan abrirse.
  • En cuanto a clases y actividades grupales se darán en función de las distintas fases de la desescalada, respetando siempre el distanciamiento social.

En Gestión y Justicia contamos con un departamento de administración de fincas. Si necesitas información o ayuda para la reapertura de la piscina en tu comunidad, estaremos encantados de atenderte. Puedes contactar con nosotros o enviarnos un email a marketing@gestionyjusticia.es.