Fuente: Dpto. de Marketing y Expansión de Gestión y Justicia S.L. 23 Abril 2019

La baja laboral en los autónomos

Te explicamos los pasos a seguir si eres autónomo y necesitas cogerte la baja laboral. Se trata de un procedimiento muy sencillo que garantiza una prestación similar a la de los trabajadores asalariados.

Baja laboral de autónomos.
Baja laboral de autónomos.

Los pasos a seguir son los mismos que los de una persona asalariada. En primer lugar, deben acudir al médico de cabecera y solicitar un parte médico de baja; el médico de cabecera tendrá que determinar si es una enfermedad común o una enfermedad profesional vinculada al trabajo.

En el caso de que fuese una enfermedad causada por el trabajo, es decir, una enfermedad por contingencias laborales, el autónomo afectado cobrará a partir del segundo día de la baja médica. Por el contario, si se trata de una enfermedad común, el autónomo cobrará la prestación a partir del cuarto día de la baja.

Una de las diferencias que existen es la cuantía que perciben. Las bajas vinculadas al accidente laboral o por contingencia laboral reciben el 75%, mientras que las bajas por enfermedad común se irán incrementado conforme avanzan los días: primero percibirán  un 60% hasta alcanzar un 75%.

Otra cuestión a tener en cuenta es saber con quién tiene la cobertura el autónomo, si con el INS (Instituto Nacional de la Seguridad Social), o con una mutua de accidentes de trabajo. Cuando un autónomo se da de alta como tal, siempre deben elegir una mutua para los casos de accidente laboral y ampliar la cobertura a las enfermedades comunes, o bien optar por que sea la Seguridad Social quien se encargue de tramitar esta atención sanitaria a las enfermedades comunes.

Es muy importante que el trabajador que esté dado de baja acuda a todas las citas y revisiones, ya que la mutua hará un seguimiento constante de su evolución. Si el trabajador no se presenta a alguna de estas citas su prestación pueda llegar a ser revocada.

La baja médica será de un máximo de 18 meses. Una vez alcanzada esta fecha, el trabajador deberá de pasar por el tribunal médico del Instituto de la Seguridad Social (INS), que valorará si la dolencia continúa y fijará el tipo de prestación a la que tiene derecho. Esta prestación variará si el tribunal que lo evalúa aprecia una invalidez temporal o una gran invalidez, con la que tendrá derecho a una prestación vitalicia de por vida.

Por lo tanto, podemos concluir que las bajas del trabajador asalariado y del trabajador autónomo tiene una cobertura similar. Con la última reforma, el autónomo solo deberá pagar la cuota de autónomo durante los primeros sesenta días en los que permanezca de baja.

Si eres un autónomo y tienes cualquier duda respecto a las bajas laborales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros asesores laborales estarán encantados de ayudarte y asesorarte. Puedes contactar con nosotros en el teléfono 91 610 85 11 o bien por correo electrónico a través de marketing@gestionyjusticia.es.