Fuente: Dpto. de Marketing y Expansión de Gestión y Justicia 17 Febrero 2020

¿Cómo realizar la apertura del plan contable? Ejercicio 2020

Antes de realizar la apertura contable del ejercicio en curso es necesario cerrar el año anterior. Desde Gestión y Justicia os damos unos consejos para llevar a cabo la apertura contable de forma sencilla y sin errores.

Cierre y apertura de año contable
Cierre y apertura de año contable

Cuando acaba un año natural, también acaba el año contable, por lo tanto, tenemos que cerrar el ejercicio contable de nuestra empresa y abrir el siguiente. Aunque nuestro cierre contable tenga fecha 31 de diciembre, no es necesario hacerlo ese día, sin embargo, sí que es obligatorio abrir el nuevo ejercicio el 1 de enero ya que tenemos que comenzar a añadir asientos de contabilidad del nuevo año que comienza.

¿Cómo abrimos el nuevo año contable?

Para comenzar el nuevo año contable, tenemos que añadir un asiento de apertura, que es el primer asiento que se realiza cada 1 de enero (aunque también un asiento de apertura es el primer asiento que realiza una empresa cuando se constituye).

Una vez abramos con fecha 1 de enero el nuevo año contable, debemos tener en cuenta los números de nuestra empresa, es decir, el año no comienza con las cuentas en 0 ya que las cuentas de activo y pasivo disponen de saldo del año anterior, por tanto, al abrir el nuevo plan contable y añadir el asiento de apertura, debemos incluir los saldos del año anterior: en el debe, las cuentas de activo y, en el haber, las del pasivo y del neto.

Este paso es relativamente sencillo gracias a los sistemas informáticos con los que trabajamos, puesto que realizan de forma automática el cierre del ejercicio contable. Estos softwares nos regulan el ejercicio que estamos cerrando (realizan el asiento de cierre contable de las cuentas del activo, el pasivo y el neto) y nos realizan el asiento de apertura del próximo año.

¿Cuándo debemos tener estos datos?

Tal y como hemos mencionado antes, no es necesario cerrar el ejercicio contable el mismo 31 de diciembre, sin embargo, sí que debemos presentar las cuentas en un plazo máximo de 3 meses desde la fecha de cierre del ejercicio anterior.

Los libros de los registros se deben presentar en abril como máximo, aunque es conveniente presentarlos antes puesto que tendremos una serie de ventajas como tener la información necesaria para las obligaciones fiscales, realizar los impuestos trimestrales y las declaraciones informativas y, sobre todo, poder trabajar en la contabilidad del año siguiente.

Para cerrar el año contable se puede hacer de dos formas: la provisional y la definitiva, aunque nosotros recomendamos cerrarlo de forma temporal para poder ir trabajando en el nuevo año.

Gracias a los programas de contabilidad podemos hacer un cierre contable provisional que nos permita ir trabajando y poniendo al día la actividad del nuevo año con normalidad y, cuando tengamos toda la información sobre el año anterior, volver a abrir ese cierre provisional y plasmarlo como definitivo.

En Gestión y Justicia contamos con un departamento contable y fiscal de excelencia, si estás buscando un asesoramiento puntual, o una asesoría que te realice toda la gestión fiscal y contable, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte sin compromiso, puedes hacerlo a través del teléfono 916108511 o bien al mail marketing@gestionyjusticia.es