Fuente: Dpto. de Marketing y Expansión de Gestión y Justicia S.L. 21 Noviembre 2018

El contrato laboral y sus condicionantes

Analizamos las principales cláusulas, obligatorias y adicionales, de las que consta un contrato laboral.

Cláusulas del contrato laboral
Cláusulas del contrato laboral

Desde Gestión y Justicia queremos haceros un breve resumen y detallaros las principales cláusulas de un contrato laboral, para lo que vamos a diferenciar entre aquellas que son obligatorias y las que son cláusulas adicionales.

Las cláusulas obligatorias recogen aquellos aspectos que todos los contratos deben de tener obligatoriamente:

  • Identidad de ambas de las partes que componen el contrato de trabajo, es decir, los datos del contratante y del trabajador contratado.
  • Domicilio social de la empresa o la dirección del centro de trabajo.
  • Fecha de comienzo de la relación laboral entre el trabajador y la empresa. En el caso de no ser indefinida y ser un contrato temporal, tendremos que indicar la duración aproximada.
  • Destacar el convenio aplicable a la relación laboral.
  • La categoría del grupo profesional, comprobando que ésta se ajuste a las tablas salariales de su convenio correspondiente.
  • Las condiciones salariales, el número de pagas, la periodicidad, la cuantía de las mismas.
  • La duración y distribución de la jornada laboral.
  • La duración del periodo vacacional, que se ha de ajustar al convenio laboral.
  • Los plazos de preaviso que están obligados a cumplir el empresario y el trabajador en el supuesto de extinguir el contrato.
  • Por último debe de estar debidamente firmado  por las partes interesadas, es decir, por el empleado y por el representante legal de la empresa.

Por otro lado, podemos destacar las cláusulas adicionales. Algunas de ellas se añaden para mejorar el detalle del contrato.

Destacamos entre ellas la cláusula de exclusividad o plena dedicación, que se refiere a que el trabajador puede prestar sus servicios para más de una empresa, siempre que con ello no ejerza competencia desleal. Por ello, algunas empresas pueden solicitar al trabajador una dedicación exclusiva remunerada y expresa en el contrato laboral.

Otra de las cláusulas es la de confidencialidad, en la que el trabajador está sujeto al secreto profesional tal y como regula el derecho laboral.

Por último, cabe mencionar la cláusula de permanencia. Con ella, el trabajador se compromete de forma voluntaria a permanecer en la empresa el tiempo acordado, nunca superior a dos años. En el supuesto de que el trabajador decida abandonar su puesto de trabajo antes del plazo convenido, el empresario podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

Si  eres empresario, tienes que redactar algún contrato laboral y tienes dudas al respecto, no dudes en contactar con nuestros asesores laborales.